Juan Antonio

Me llamo Juan Antonio Velásquez Z., tengo 33 años de edad, y como ustedes saben a todos nos resulta difícil hablar de nosotros mismos, a veces creo que no nos aceptamos tal cual somos, por eso se nos complica hablarlo, o será que no nos conocemos lo suficiente para poder decirlo, en fin, a continuación escribiré acerca de mí…

De mi niñez realmente recuerdo muy pocas cosas, recuerdo haber padecido de ciertas molestias en mi estómago, las cuales me obligaban a tomar muchos medicamentos, y por esta misma situación no fui tan activo en mi infancia. Crecí en un barrio tranquilo, aunque no lo crean, en esa epoca la tranquilidad se veía en muchos lugares; crecí junto a mi hermana, dos primos y una prima que también eran mis vecinos, nuestras actividades eran ir a estudiar, hacer nuestras tareas, y jugar en la medida de lo posible.

Durante mi infancia, fui creado, con mucha disciplina y mucho orden, mi familia la conforman una hermana un año y medio mayor que yo y mis padres. Eramos una familia católica y por lo estricto de mi padre, mi familia era muy conservadora, para todo se tenían reglas establecidas, horarios para hacer tareas, horarios para jugar y ver televisión, regularmente compartía con mis primos y con compañeros de la escuela.

A inicios del año de 1,981, exactamente el 11 de enero, cuando tenía 7 años de edad, fui invitado por mis primos a asistir a la iglesia que ellos frecuentaban, la Iglesia Buenas Nuevas, iglesia netamente evangélica pentecostal, ubicada en la zona 11 de nuestra ciudad, ese día acepte al Señor Jesucristo como mí único Salvador, recuerdo haber sentido algo inexplicable en mi interior, talvez tenia una corta edad, en la cual según muchas personas no necesitaba arrepentirme de mis pecados pero la Biblia dice en Romanos 3:23 “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”, y por ésta verdad ese día pedí perdón por mis pecados y entregué mi vida a Cristo.

Después de ésta fecha asistía con regularidad a la iglesia, el Pastor Angel Arturo Sulecio Mendoza, (1931-2006) fue un siervo de Dios originario de El Tejar Chimaltenango, el cual desde la edad de 18 años entregó su vida a Cristo, a los 19 años fue pastor de la Iglesia de Dios. En dicha iglesia estuvo 14 años, posteriormente se trasladó a la 2da. avenida y 1era calle de la zona 11, y después de algunos años se estableció en la 1era calle y 1era avenida de la zona 11, a donde yo asistí, desde mis 7 años.

A partir de ese momento, mi estilo de vida cambió, y fui formado con base en las enseñanzas bíblicas, eventualmente mis padres y mi hermana decidieron asistir a la iglesia, y también se arrepintieron y aceptaron a Jesucristo como su único Salvador.